La guerra en Bosnia: Los efectos de las religiones y el nacionalismo cuando caen en manos equivocadas

 


 

Un análisis de la Guerra en Bosnia y la antigua Yugoslavia desde el lugar de los hechos. Pero sobre todo, una invitación a la reflexión de cada uno de nosotros sobre nuestras propias actitudes cotidianas.


“No asesinarás.”
(Los 10 Mandamientos. Antiguo Testamento. Libro del Éxodo 20:13)

 

“Pero a ustedes que me escuchan les digo: Amen a sus enemigos, hagan bien a quienes los odian, bendigan a quienes los maldicen, oren por quienes los maltratan. Si alguien te pega en una mejilla, vuélvele también la otra. Si alguien te quita la camisa, no le impidas que se lleve también la capa.”
(Amor a los Enemigos. Nuevo Testamento. Evangelio según San Lucas 6:27-29)

 

“¡Creyentes! ¡Entrad todos en la Paz y no sigáis los pasos del Demonio! Es para vosotros un enemigo declarado.”
(Al-Baqarah. El Sagrado Corán. Sura 2, verso 208)

 

Está claro. Clarísimo.
Todas las grandes religiones monoteístas abogan por la paz y por la vida.
La justicia debe estar en mano de Dios en los cielos, y no en los deseos impulsivos de los hombres.
Si alguien comete un error, perdonarle, incluso si es enemigo. Si te pegan en una mejilla, poner la otra.

Todo muy claro.

"La Biblia. Antiguo y nuevo Testamento"

"La Biblia. Antiguo y nuevo Testamento"


Musulmanes rezando en Ramadán. Sarajevo

Musulmanes rezando en Ramadán. Sarajevo

Aunque… esperen. ¿Está tan claro?

“Y Jehová habló a Moisés, diciendo: Saca al blasfemo fuera del campamento, y todos los que le oyeron pongan sus manos sobre la cabeza de él, y apedréelo toda la congregación.
Y a los hijos de Israel hablarás, diciendo: Cualquiera que maldijere a su Dios, llevará su iniquidad. Y el que blasfemare el nombre de Jehová, ha de ser muerto; toda la congregación lo apedreará; así el extranjero como el natural, si blasfemare el Nombre, que muera. Asimismo el hombre que hiere de muerte a cualquiera persona, que sufra la muerte.”

(Antiguo Testamento. Libro Levitico 24:13-17)

“No penséis que he venido para meter paz en la tierra: no he venido para meter paz, sino espada.
Porque he venido para hacer disensión del hombre contra su padre, y de la hija contra su madre, y de la nuera contra su suegra. Y los enemigos del hombre serán los de su casa.
El que ama padre ó madre más que á mí, no es digno de mí; y el que ama hijo ó hija más que á mí, no es digno de mí. Y el que no toma su cruz, y sigue en pos de mí, no es digno de mí. El que hallare su vida, la perderá; y el que perdiere su vida por causa de mí, la hallará.”

(Misión de Jesús a sus apóstoles. Nuevo Testamento. Evangelio según San Mateo 10:34-39)

“Retribución de quienes hacen la guerra a Allah y a Su Enviado y se dan a corromper en la tierra: serán muertos sin piedad, o crucificados, o amputados de manos y pies opuestos, o desterrados del país. Sufrirán ignominia en la vida de acá y terrible castigo en la otra.”
(Al-Maidah. El Sagrado Corán. Sura 5:33)

La paz en las Sagradas Escrituras. ¿Queda tan claro?

La paz en las Sagradas Escrituras. ¿Queda tan claro?

Ya no me queda tan claro lo de la paz y el valor de la vida…
Incluso la justicia divina se cae en versículos como este:

“El que derramare sangre de hombre, por el hombre su sangre será derramada; porque a imagen de Dios es hecho el hombre.”
(Antiguo Testamento. Libro del Génesis 9:6)

Para el que no lo termine de asimilar, no es más que la famosa Ley del Talión, “ojo por ojo, diente por diente” en su versión “vida por vida”, dándole la autorización a los hombres de ejercer por su cuenta la noción de venganza.

Podrán decirme que la selección de los versículos que hice es malintencionada, subjetiva, y sacada de contexto. Y tendrían razón.

Por eso, quisiera aclarar algo. Lo que sigue no es en contra de las religiones.

Eso es otro tema distinto y su debate no debería ser abordado de esta forma tan parcial y relativa.

Esto será más que nada en contra de los que históricamente malinterpretaron estos versículos confusos, quedándose con lo que quisieron de ellos (o lo que les convino) y utilizaron las religiones en los últimos 3000 años sólo para convocar a guerras y más guerras.
Los verdaderos motivos siempre fueron sobre lo político y/o lo económico, pero aún así, siempre con las Sagradas Escrituras bajo el brazo.

Cruzados hacia la batalla. Una de las tantas guerras religiosas.

Cruzados hacia la batalla. Una de las tantas guerras religiosas.

Sé de lo inusual que es este post en Odisea por el Mundo.
Mi blog, habitualmente tiene artículos sobre turismo o mis propias sensaciones en cada lugar. Pero esta vez, tendrá contenidos de historia, religiones, política y sobre todo, mucha injusticia social.

Pero haber estado donde estuve y haber oído lo que oí, sin escribirlo aquí para todos ustedes, me haría sentir irresponsable con la promesa que yo mismo me hice de compartir esos testimonios.

A quién no le interese, puede dejar de leer aquí mismo. Pero por favor, me gustaría que continúen y luego sí, saquen las conclusiones que deseen.

Trataré de ser breve, pero permítanme que les cuente una historia…

Los territorios eslavos. Fuente: Wikipedia

Los territorios eslavos. Fuente: Wikipedia

Tras el evento que los historiadores denominan “El Gran Cisma” en el siglo XI, la Iglesia Católica Romana y las Iglesias Ortodoxas de Oriente quedaron finalmente divididas y distanciadas.
El mútuo repudio entre ambas partes en aquel momento se mantiene hasta hoy, donde las dos principales iglesias del Cristianismo conservan su autoridad sólo sobre una parte de la lista de los países occidentales cristianos.

La católica, representada por el Papa en Roma, tiene su esfera de poder principalmente sobre todo Europa occidental y América, incluyendo dos países de los que hablaré: Eslovenia y Croacia.

Las ortodoxas, con sus Patriarcas y encabezadas por el de Constantinopla (hoy Estambul), hace lo propio en Europa del Este, Grecia, Rusia, el Caucaso y la mismísima Jerusalén. En este caso, hablaré de algunos de ellos también como Serbia, Montenegro y Macedonia.

Tras la caída de Constantinopla en el siglo XV en manos del Imperio Otomano, los territorios bizantinos en la Península de los Balcanes también cayeron en su mandato.
El Imperio Otomano, de religión musulmana, logró que el Islam fuese aceptado y predicado, sobre todo en algunas zonas más que otras. Algunas de esas regiones donde tuvo mayor impacto y de las que también hablaré fueron Bosnia, Kosovo o Albania.

La caída de Constantinopla en manos otomanas. Fuente: Wikipedia

La caída de Constantinopla en manos otomanas. Fuente: Wikipedia

Por otro lado, tras la Primera Guerra Mundial (aprox. 1920) y la caída del Imperio Otomano, en todos estos países eslavos, que poseen origen, idioma y cultura comunes (no así las religiones), se decidió que los territorios sean unidos para crear un único Estado central llamado Yugoslavia (“Yug”: sur, “slavia”: tierra de eslavos. Entonces, “Tierra de los eslavos del sur”).

Sin embargo, las tensiones étnicas producto de los intereses particulares de cada zona y por las diferencias religiosas se mantuvieron hasta la Segunda Guerra Mundial, donde algunas inclusive acompañaron el control nazi para atacar a otras, como en el caso de los croatas contra los serbios, sólo aumentando los problemas preexistentes.

Al final de dicha guerra, los victoriosos defensores de Yugoslavia comandados por el mayor de sus generales, el mariscal Josip Tito, gobernaron el país estable y económicamente exitoso por 40 años bajo un formato comunista. Para aplacar cualquier intento de lucha entre las regiones, existió una política de “mano dura” a cualquier individuo que aparezca con ideas nacionalistas, anti-comunistas o separatistas.

Al estar todos los países unidos, tanto durante el Imperio Otomano como durante Yugoslavia, personas de las distintas nacionalidades mudaron y se asentaron por todo el “nuevo territorio”, buscando mejores condiciones y nuevos trabajos. Las etnias se mezclaron y esto incluso fue apoyado por los gobiernos para lograr una multi-culturalidad que evite los temores independentistas, pero que sólo provocó aún peores cosas a futuro.

El mariscal Tito, homenajeado en todos los países de la Yugoslavia por igual

El mariscal Tito, homenajeado en todos los países de la Yugoslavia por igual

Aún con el buen pasar que tuvo el país yugoslavo en esa época, los nacionalismos individuales siguieron existiendo, y lo único que se logró al respecto es que continúe dormido, aletargado, esperando el momento para reaparecer en la escena.

Y el momento llegó con la muerte del “Mariscal Tito” en 1980. Sólo hicieron falta un par de años y que las personas incorrectas obtengan poder para que pase lo que finalmente terminó sucediendo.

Esta es la historia de una guerra inevitable, el trágico desenlace de años y años de tensiones étnicas producto de la intolerancia a la diversidad religiosa y el aliento a los deseos nacionalistas en una zona históricamente cargada de violencia.

La caída de Yugoslavia. Fuente: Wikipedia

La caída de Yugoslavia. Fuente: Wikipedia

Apenas crucé la frontera de Bosnia-Herzegovina sentí una tremenda ansiedad. No sabía con que me iba a encontrar.
Poco a poco el país va recuperando su imagen junto al turismo en escala que sus maravillas naturales y culturales merecen.
Turismo que fuera apagado durante años por los conflictos bélicos que comenté y arrebatado de manos de la injusticia y los múltiples crímenes contra civiles.

Lo que si sabía es que vería secuelas, aún muy presentes y vivas. Cicatrices en museos, en edificios, en las calles… pero sobre todo, en las caras y las palabras de su gente.

Pasé todo un mes leyendo en libros y en Internet, mirando documentales (les recomiendo “Death of Yugoslavia” de la BBC, con entrevistas directas a todos los personajes) y hablando con la gente de cada uno de los países involucrados, para poder comprender las causas y los efectos de lo que sucedió.

Y por esos testimonios decidí contarlo en este blog. Porque son testimonios que aún duelen, y porque provienen de una guerra de detalles generalmente desconocidos por la mayoría e incluso muy complicada de entender, pero que se llevó la vida de más de 150.000 personas, siendo un alto porcentaje de ellas simplemente civiles.

Secuelas en los edificios por la guerra en Bosnia

Secuelas en los edificios por la guerra en Bosnia

Al llegar a mi primer ciudad en la región de Herzegovina llamada Mostar, quería visitar un antiguo y hermoso puente otomano de piedra del siglo XVI, ícono de toda la región balcánica.

Sin saber nada al respecto, me encantó su belleza pero lo noté demasiado reluciente para ser de aquella época. Supuse que habría sido recientemente restaurado.
Y eso era en parte verdad, pero no por mantenimiento, sino porque aquel puente de un enorme valor cultural e histórico fue destruido estúpidamente durante la guerra.
Con el esfuerzo de la comunidad de ayuda internacional, hace unos pocos años fue reconstruido lo mejor posible según el plan original.

Como si fuera poca mi sorpresa, me enteraría que los que lo destruyeron fueron oficiales del Ejército de Croacia, que hasta lo que yo sabía, fueron aliados de los bosnios, ambos en contra de los serbios.
Estas eran sólo algunas de las contradicciones que hacían a este conflicto bélico tan dificil de entender y lo que me llevaba a querer interiorizarme más y más en sus detalles.

El hermoso puente otomano de Mostar, reconstruido tras su destrucción

El hermoso puente otomano de Mostar, reconstruido tras su destrucción


El hermoso puente otomano de Mostar, reconstruido tras su destrucción

El hermoso puente otomano de Mostar, reconstruido tras su destrucción

Como les dije, todo fue causa de intolerancia religiosa y de exaltación nacionalista.
Históricamente, el ejército yugoslavo había estado mayormente compuesto por serbios, e incluso su capital se encontraba en territorio serbio, la región más grande del país.

Desde hace por lo menos un siglo, existieron en Serbia distintos grupos políticos con gran impulso nacionalista, con creencias de superioridad sobre el resto y que luchaban por la denominada “Gran Serbia”, un concepto que uniría a todos los países eslavos del sur bajo control serbio, supuestamente por el derecho histórico que ellos creían tener sobre toda la región.

Sólo falto que uno de ellos llegue al poder de Yugoslavia para que comiencen los problemas. Y ese “alguien” fue el que recibió todo el desprestigio y la imagen “diabólica” por el mundo occidental tras la guerra: Slobodan Milosevic.

Slobodan Milosevic, presidente de Serbia durante la guerra. Fuente: Wikipedia

Slobodan Milosevic, presidente de Serbia durante la guerra. Fuente: Wikipedia

La región de Kosovo era donde todos los monasterios sagrados de la Iglesia Ortodoxa Serbia se encontraban, pero en ese momento la zona kosovar era mayoritariamente musulmana (¿recuerdan lo que conté del Imperio Otomano?).

Unos simples conflictos ocurridos entre la mayoría islámica y la minoría serbia en esa región fueron aprovechados y les dieron el motivo a Milosevic, entonces sólo un miembro de poder en el partido comunista yugoslavo, de salir en defensa de los serbios y en contra de los kosovares en 1990, algo claramente en contra de las ideas plurales de cualquier país comunista.

Claro está, el pueblo serbio lo apoyó deseando recuperar su Kosovo histórico y sagrado, y así Milosevic logró destituir al presidente para llegar al máximo poder de Yugoslavia.
Desde allí comenzó una campaña de expansión de los intereses serbios en Yugoslavia que provocaron el temor de los demás países miembros.

Ante ciertos insólitos pedidos de Milosevic y la inminente pérdida de participación croata y eslovena en los intereses de la federación, estos países decidieron plantear su secesión de la república y declararse unilaterlamente como independientes.

A Milosevic no le gustó nada perder el territorio de casi un tercio del país, y al ya no querer ser parte de Yugoslavia, dispuso que el ejército yugoslavo (mayormente serbio) comience el ataque a ambos países, sobre todo centrados en Croacia, el más fuerte de los dos.
Estos debieron constituir un ejército de emergencia, obteniendo armamentos en el mercado negro, y lamentablemente el presidente en los años 90′ de mi país, Argentina, fue uno de los que decidió ilegalmente venderles.

Mapa de la República de Yugoslavia en sus países miembros

Mapa de la República de Yugoslavia en sus países miembros

No quisiera aburrirlos o prolongar el relato sobre la historia de esta guerra que en cualquier lugar pueden encontrar, por lo que me centraré en lo que sucedió en Bosnia, el país que yo estaba visitando.

Si me siguieron hasta acá, quizás se preguntaran que necesidad había de que haga esa provocación tan fuerte hacia las religiones al principio de este post. Es aquí donde lo verán.

Bosnia-Herzegovina es un país que está justo en el medio de todos los demás, como pueden observar en el mapa de arriba.
Se encuentra rodeado por Serbia, Croacia y Montenegro y como era de esperarse, fue el que recibió la mayor parte de esa “mudanza étnica” que les comenté, ayudado por ser uno de los que tenían mayor riqueza en la región a nivel recursos naturales.

Aquí no había grandes mayorías. Católicos (croatas), ortodoxos (serbios) y musulmanes (llamémoslos “bosniacos” para diferenciarlos de la nacionalidad bosnia general) convivían prácticamente por igual. El gobierno anterior a la guerra, sin embargo, era de procedencia bosniaca, es decir, musulmán.

Los serbios y los croatas decidieron por falta de una definición militar en su enfrentamiento, concentrarse en ganar posiciones en Bosnia que también buscaba su independencia, y así controlar la parte del territorio bosnio donde viviesen muchos de sus pares nacionales.
Incluso, hicieron dos acuerdos para que cada uno sólo ataque la parte bosnia donde tenían mayoría étnica propia, disminuyendo el ataque directo entre ellos y con la intención de repartirse el país-botín.
Los musulmanes bosniacos quedaron en el objetivo del fuego cruzado.

Así es como el ejército croata comenzó a incursionar sobre la región de Herzegovina en 1992. Enfrentándose al débil ejército bosniaco, llegó a Mostar y para cortar una ofensiva, destruyó el antiguo puente de Mostar del que les hablé.
Sin embargo, el éxito fue poco y los musulmanes pudieron contener el avance católico en el sur.

En el norte fue totalmente distinto. Los serbios con su gran ejército proveniente de la República Yugoslava, llegaron rápidamente a la capital bosnia, Sarajevo y siguieron incluso el avance hacia el sur.

Nuevamente, los croatas temieron de que la ofensiva serbia los vuelva a alcanzar, pararon su ataque a los bosniacos y buscaron nuevamente una alianza con ellos para ir juntos contra los serbios. ¿Códigos de los croatas? Nulos.

Puente de Mostar al ser destruido por el ejército croata

Puente de Mostar al ser destruido por el ejército croata


"No olvidar" la destrucción de 1993, leyenda en una roca al costado del puente de Mostar

"No olvidar" la destrucción de 1993, leyenda en una roca al costado del puente de Mostar


Tumbas en la ciudad bosnia de Mostar. Todas de los mismos años. Muy fuerte.

Tumbas en la ciudad bosnia de Mostar. Todas de los mismos años. Muy fuerte.


Tumbas en la ciudad bosnia de Mostar. Todas de los mismos años. Muy fuerte.

Tumbas en la ciudad bosnia de Mostar. Todas de los mismos años. Muy fuerte.


Daños en las fachadas de los edificios de Mostar

Daños en las fachadas de los edificios de Mostar


Los centros culturales e históricos también sufrieron por las bombas de mortero

Los centros culturales e históricos también sufrieron por las bombas de mortero


Daños en las fachadas de los edificios de Mostar

Daños en las fachadas de los edificios de Mostar

Para poder entender lo que sucedió allí y quizás se convirtió en lo más importante de la guerra por lo terrible que fue, me moví entonces a la ciudad de Sarajevo, capital de Bosnia-Herzegovina, donde me quedé por unos 10 días.

Aunque va recuperándose a buen ritmo, la ciudad de Sarajevo sufrió lo peor de la guerra y es algo que no se veía en Europa desde la Segunda Guerra Mundial: un terrible asedio a la población civil que duró casi 4 años, desde 1992 a 1996.

Desde Mostar a Sarajevo viajé a dedo y mi último conductor me dejó a unos 8km del centro.
Comencé a caminar sin saber de esa distancia, por una extensa y ancha avenida.
Varios de los edificios a mi paso se veían derruidos y prácticamente todos estaban aún llenos de agujeros de balas en sus morteros. Algunos incluso presentaban signos de haber sido bombardeados por aviones o cañones de mortero.

Más tarde me enteré el apodo que tenía esa avenida durante el asedio a la ciudad. Se la conocía como la “Avenida de los Francotiradores”.
Como la resistencia en la ciudad fue lo suficientemente efectiva para no perecer ante el intento de conquista, en algunos de estos edificios, francotiradores serbios apostados en las alturas tenían la orden de atemorizar a la población civil con la intención de doblegar su moral y así lograr finalmente la victoria.

El resto del ejército serbiobosnio se apostó en las colinas que rodean la ciudad, cercándola en un completo anillo sin escapatoria, y desde donde realizaban su propia campaña atemorizadora con un constante fuego de mortero hacia puntos aleatorios de la ciudad, lo cuál sólo produjo mayormente víctimas civiles.

Daños en los edificios a los lados de la "Avenida de los Francotiradores", Sarajevo

Daños en los edificios a los lados de la "Avenida de los Francotiradores", Sarajevo


Cartel que recuerda la tristemente célebre "Avenida de los Francotiradores"

Cartel que recuerda la tristemente célebre "Avenida de los Francotiradores"

En el Museo de Historia de Sarajevo están presentados los objetos que utilizaban los ciudadanos en su vida cotidiana para sobrevivir. Algunos de ellos indican claramente una calidad de vida inhumana.
Incluso hay cartas, diarios y dibujos de niños que son terribles y preferiría no incluirlos en el post.

De hecho, el asedio tuvo como consecuencia más de 20.000 muertos, de los cuales cerca de 11.000 eran civiles y tristemente, unos 1.500 eran simplemente niños.

Se cuenta que excepto cuando las Naciones Unidas proporcionaban camiones blindados para que los ciudadanos traspasen la avenida escondiéndose tras los vehículos, cruzarla para ver a tu familia que vivía del otro lado o jugar con tus amigos de colegio era igual a poner tu vida en el destino del azar, sin saber si lograrías llegar al otro lado. Los relatos son desgarradores.

Foto a una foto de la exposición del Museo de Historia de Sarajevo

Foto a una foto de la exposición del Museo de Historia de Sarajevo


Los civiles cruzan la Avenida de Francotiradores refugiándose en un camión blindado de la ONU. Foto en el Museo de Historia de Sarajevo

Los civiles cruzan la Avenida de Francotiradores refugiándose en un camión blindado de la ONU. Foto en el Museo de Historia de Sarajevo

Tan cruel fue el asedio a la ciudad de Sarajevo que incluso el gobierno serbio y el ejército serbio en Bosnia se separaron políticamente por diferencias en su forma de accionar. El apoyo militar continuó, pero hasta alguien como Milosevic no quiso estar involucrado en tales actos.

En otras ciudades del norte de Bosnia asediadas por los serbios, se vivió una situación similar.
Quizás la más reconocida fue la “Masacre de Srebrenica”, donde aún siendo teóricamente vigilada por las Naciones Unidas, oficiales de esta organización fueron corrompidos por los generales serbios que torturaron, violaron y masacraron a miles de ciudadanos musulmanes, incluyendo mujeres y niños.
Algunas fuentes dicen que fueron casi 8.000 los musulmanes que sufrieron estos terribles ataques y nuevamente, los relatos que incluyen niños siendo asesinados frente a sus padres o mujeres violadas frente a sus esposos provocan el llanto y la impotencia en cualquiera.

A estos procedimientos se les llama “limpieza étnica”, siendo el deseo de tener ciudades/países con un sólo grupo étnico y a todo el resto se los hace pasar por el filo de la espada para lograrlo. Esto es terrible, en contra de cualquier diversidad cultural y totalmente intolerable.

Claro que no es la primera vez que sucedía y es curioso que algunos de los que sufrieron históricamente estos intentos, luego tuvieron ciertos gobernantes que pretendían lo mismo en algunas regiones que ellos consideraban propias por derecho histórico o divino.
Lo de los serbios no es el único ejemplo. El genocidio armenio, el holocausto nazi, las limpiezas en la Camboya comunista o algunos aspectos del Apartheid sudafricano son algunos más entre tantos.

La limpieza étnica es algo absolutamente repudiable, sea cual sea el motivo y no debería haber argumento que pueda defender la idea de tener territorios con una sóla nación si ya hay otros pueblos también viviendo en ellos.

Recuerdo a las víctimas del asedio de Sarajevo

Recuerdo a las víctimas del asedio de Sarajevo

Finalmente, por los repetidos actos de violencia contra civiles de parte de este ejército serbiobosnio ya separado del gobierno serbio, la OTAN decidió bombardear las posiciones que asediaban la ciudad, provocando el fin del sitio y la retirada. Si hacer eso les parecía correcto (lo cuál es discutible), ¿era necesario esperar 4 años y que la gente haya sufrido lo que sufrió?

Nuevamente, el versículo del Génesis: “El que derramare sangre de hombre, por el hombre su sangre será derramada”.

Cementerio de Sarajevo, creado por la necesidad durante el asedio

Cementerio de Sarajevo, creado por la necesidad durante el asedio


Secuelas de la guerra en las calles de Mostar

Secuelas de la guerra en las calles de Mostar


Recuerdos de la guerra en venta. Mostar, Herzegovina

Recuerdos de la guerra en venta. Mostar, Herzegovina

Si llegaron en su lectura hasta aquí puede que aún tengan una opinión polarizada que quisiera contradecir.
Si están pensando “los serbios fueron los malos, los croatas los cobardes y los bosniacos los únicos damnificados”, no creo que estén en lo cierto.

Tras el bombardeo de la OTAN y hasta el pacto internacional que terminó oficialmente la guerra entre los tres países, los croatas y los bosniacos vieron su posibilidad de avanzar en las posiciones que los serbios habían obtenido y las matanzas y crímenes contra civiles serbios también se hicieron lugar.

Tanto durante la primer parte como en esta etapa final, cientos de civiles serbios fueron también torturados, violados o masacrados por fuerzas croatas y bosniacas en distintas ciudades de mayoría ortodoxa.
Incluso los croatas volvieron a cambiar nuevamente de lado y atacaron ciudades bosniacas que según ellos, tenían mayoría croata y les correspondía su soberanía.

En las guerras no hay buenos ni malos, todos son malos y según mi opinión, levantar las armas sea por ataque o por defensa, no lleva a más que a muertes y penurias para todos los involucrados.

El orgullo patriótico puede ser bueno, pero hay que saber hasta que límite llevarlo...

El orgullo patriótico puede ser bueno, pero hay que saber hasta que límite llevarlo...

¿Qué hay de los testimonios que escuché en mi estadía tanto en Croacia, como en Bosnia o Serbia?

Obviamente hay cicatrices en cada persona, sea del país y religión que sea, que haya vivido allí en ese momento.
Hay excepciones que comprenden lo sucedido y piensan de forma respetuosa y pacífica, pero la gran mayoría guarda rencores y odio hacia los demás.

La mayoría de los croatas y bosniacos, culpan a los serbios de iniciar la guerra y de las atrocidades cometidas a sus ciudadanos.
Los bosniacos de todos modos, consideran que el nacionalismo croata es igualmente condenable que el serbio.
Por su parte, los serbios asumen sus responsabilidades, pero siempre recuerdan que no fueron los únicos y que tanto los croatas como los bosniacos también cometieron múltiples crímenes de lesa humanidad a su pueblo.

Apenas unos pocos reconocen que las tres partes se equivocaron, haciendo mea culpa de sus errores.
Y nuevamente insisto en las religiones por lo siguiente: Cuando he preguntado sobre estos temas, siempre siendo cauteloso y respetuoso sin querer ofender a nadie y tomando los temas con cuidado al no saber realmente con qué tipo de persona estaba hablando, la mayoría no se refiere a los demás como “croatas, bosniacos y serbios” sino como “esos musulmanes”, “los católicos que hicieron tal o cuál cosa” o “es culpa de los ortodoxos que…”

La mala interpretación de las religiones fue y será una parte esencial de la discriminación y separatismo entre estos y tantos otros pueblos en el mundo, y como plantée al principio, las Sagradas Escrituras muchas veces no ayudan demasiado.

Carteles agresivos como estos en Sarajevo no se entienden tras lo sucedido allí

Carteles agresivos como estos en Sarajevo no se entienden tras lo sucedido allí

Hoy por hoy, tras los acuerdos de paz que se hicieron entre las partes, Bosnia-Herzegovina tiene un status político muy particular.

Al llegar me enteré que aunque internacionalmente se lo ve como un único país, son de hecho dos países, con su autonomía particular en cada territorio.
“Claro. Uno es Bosnia y el otro es Herzegovina, ¿no?”, pensé.

No. La Federación de Bosnia-Herzegovina controla el 51% del país, de mayoría croata y bosniaca. Pero los territorios ganados por el ejército serbio durante la guerra y de mayoría étnica serbia, mantuvo su autonomía durante los acuerdos de paz y formaron lo que se conoce como “República Srpska”, que controla el 49% en el norte del país.

Además, como los serbios utilizan el alfabeto cirílico (muy similar al ruso o búlgaro), Bosnia se convirtió en el único país en el mundo con dos alfabetos oficiales y los carteles en el país están escritos de las dos formas, aún cuando su pronunciación es prácticamente la misma (¿recuerdan que mencioné que el origen de los idiomas es el mismo?).

Haciendo dedo hacia la República Srpska, la parte serbia de Bosnia-Herzegovina

Haciendo dedo hacia la República Srpska, la parte serbia de Bosnia-Herzegovina

Como dije, la región actualmente está en paz. Pero los rencores y el odio aún siguen presentes entre sus pueblos, lo que me hace pensar que una nueva guerra es sólo cuestión de tiempo.

Quizás Slobodan Milosevic fue condenado como el mismísimo diablo de la guerra, junto a los principales generales del ejército serbiobosnio que azotaron Sarajevo y otras ciudades bosniacas durante años, Radovan Karadzic y Ratko Mladic.
Sin embargo, el presidente croata Franjo Tudman, el presidente bosnio Alija Izetbegovic y tantos otros colaboradores, también apoyaron sus propias atrocidades.

Hoy los tres presidentes ya han fallecido y los otros dos que nombré están siendo juzgados por lesa humanidad en La Haya, pero aún así siguen siendo considerado héroes de la independencia por muchos en sus patrias. Otro argumento a favor de que nuevos problemas son lamentablemente sólo cuestión de tiempo.

Mi idea con este post no es que opinen que “las guerras son malas”. Eso creo que es algo que todos sabemos y consideramos innegable.

Sin embargo, las guerras no vienen de la nada como pudieron ver en el relato.
Son las actitudes personales de los ciudadanos, como la discriminación, la intolerancia a la diversidad cultural y religiosa, la creencia en la superioridad de una sociedad sobre las demás o la efervescencia nacionalista, las que poseen muchas personas del país que sea y que tarde o temprano, pueden llevar a un suceso como el que les conté aquí.
Sólo es necesario que una de las personas con esos pensamientos llegue al poder.

De hecho es muy probable que en sus países hayan habido guerras en las últimas decenas de años.

En mi país, Argentina, hace sólo 30 años fuimos a la guerra contra el Reino Unido por la soberanía de las Islas Malvinas.
Entiendo que muchos podrán decir que fue decidido unilaterlamente por un gobierno que no era democrático, pero aunque yo aún no vivía en esa triste época de dictadura militar, recuerdo ver fotos de una Plaza de Mayo (la plaza que da al palacio de gobierno argentino) repleta, alentando con una exacerbada exaltación nacionalista (no tan lejana a la que tuvieron los serbios al escuchar a Milosevic hablar del conflicto en Kosovo) al presidente de facto Leopoldo Galtieri al decir “Si quieren venir que vengan, les presentaremos batalla”.

Prisioneros argentinos en la Guerra de Malvinas. Año 1982. Fuente: Wikipedia

Prisioneros argentinos en la Guerra de Malvinas. Año 1982. Fuente: Wikipedia

Siempre hay que recordar que un presidente que lleva a su pueblo a una guerra, es sólo uno de los tantos ciudadanos con un pensamiento particular, pero que tuvo la ocasión de llegar al gobierno.

Recuerdo unas frases del libro “Atrapa tu Sueño” (el cual recomiendo enormemente) de otro viajero argentino, Herman Zapp, que decían:
“Si entre el gobierno de tu país y el del mío hay algún conflicto, que lo resuelvan. Pero que no cuenten con nosotros para matarnos.” y ésta otra también muy interesante: “¿Matarías a un ser humano si tu nación te lo ordena? ¿Quién te gobierna más? ¿Tu moral o tu gobierno?”

Los invito a reflexionar entonces sobre este post, no sólo quedarse con el relato o con la idea de que la “guerra es mala”, sino a buscar nuestras propias actitudes separatistas, negativamente nacionalistas o discriminatorias hacia los demás, reconsiderarlas, intentar modificarlas y no sólo reprimirlas porque “socialmente está mal visto” decir que habría que matar o expulsar a tal o cual.

Si todos pudiésemos hacer esto, se acabaron las guerras.

¿Suena utópico? Claro que si, lo sé, pero el cambio siempre empieza en casa.

Me pregunto si estos juguetes ayudan de algo a nuestros niños...

Me pregunto si estos juguetes ayudan de algo a nuestros niños...


Me pregunto si estos juguetes ayudan de algo a nuestros niños...

Me pregunto si estos juguetes ayudan de algo a nuestros niños...

¡Saludos a todos!

 

26 comentarios para La guerra en Bosnia: Los efectos de las religiones y el nacionalismo cuando caen en manos equivocadas

  1. Nieves escribió:

    ¡Hola Ariel!
    Me encanta tu modo de ver las cosas, tú filosofía de vida (por lo menos la actual) de ” carpe diem “, te sigo con mucho gusto en tu odisea por el mundo; cuánta razón llevas en lo referente a la responsabilidad propia de ” las victimas” en el marco de los conflictos armados. Siempre he pensado que es incorrecto responsabilizar sólo a Hitler (por ejemplo) del holocausto judío; sin el apoyo de la gran mayoría de su pueblo, nada había podido hacer.
    En fin, que tienes en Valencia una fan incondicional (¿sabías que tienes verdadero talento de narrador?)Y que te deseo que sigas gozando al máximo de tu peculiar odisea.
    ¡ Chapeau, hijo !

    • Ariel Cassan escribió:

      Nieves! Muchísimas gracias por dejarme tu mensaje y bienvenida también a sumarte a esta Odisea!
      Te agradezco también por tus lindas palabras y comparto tu punto de vista sobre este tema.
      Así que de Valencia? Anduve dando unas cuantas vueltas por España, y de hecho, estoy en tu país actualmente, pero todavía Valencia lo tengo pendiente.
      Un gran abrazo! Saludos por allá!

  2. Gabriel vinante escribió:

    Te conozco. Te considero de las pocas personas que siempre ha respetado las religiones. Por eso, leer este post me emociono. Porque no hablas de demagogo como muchos de nosotros. Lo que escribís es lo que me demostraste que sos. Increible el relato, muy buena la investigación que hiciste, estoy de acuerdo con tus reflexiones. El lema de mi viaje es “Ama y haz lo que quieras” y creo que es la clave: amando no mataras, amando no serás intolerante, amando entenderas que el otro de distinta raza, religion o color puede ser tambien tu hernano (y de hecho lo es “hijos del mismo Dios”), amando entenderás que es el camino a la felicidad. Admiro Rubio tu sinceridad y tu investigación y la manera que lo transmitiste. Abrazo

    P.d.: imagínate si armara la guerra con vos porque sos Rubio y yo castaño. Parecen ser buenas excusas para esta gente, no?

    • Ariel Cassan escribió:

      Amigo hermano!! Que lindo mensaje!
      Fuiste una de las personas en las que pensé cuando escribía esas palabras del principio, controversiales, acerca de la religión, y veo que comprendiste bien el mensaje que quise dar.
      Se de tu punto de vista y del “amar para respetar y ser respetado”, y es un concepto que muchos no entienden y por eso las historias terminan como terminan.
      Un gran abrazo! Y que sigan los éxitos latinoamericanos también!!

  3. Janire Viguri escribió:

    Me has emocionado.. este post es uno de esos que me dejan sin palabras, de esos que no se que comentar, simplemente genial. A veces los confligtos más grandes comienzan por las cosas más pequeñas.. ahora solo queda aprender de los errores. Besos!

    • Ariel Cassan escribió:

      Muchas gracias, linda!
      Es verdad que un post sobre playas nudistas puede tener más “rating” que uno sobre tristes historias verídicas, pero si aunque sea a unos cuantos les llega el mensaje, y es más, se emocionan con algo de lo que escribo, ya vale la pena totalmente…
      Un beso muy grande! Y al parecer, volverás a ser parte de mis posts muy pronto, eh? 😉

  4. Gon escribió:

    Llegué a tu blog por nuestro común viajero Gabriel Vinante (gracias por compartir Gabo!).

    Ariel, a vos te agradezco haber compartido con tanta claridad este relato. Creo que estoy de acuerdo en todos los puntos que planteás, principalmente en considerar toda guerra y conflicto bélico como algo inaceptable. Quiero creer que siempre existe una alternativa para resolver problemas, y que no se debe recurrir a la violencia (aplaudo al Mahatma, a Martin L. King, entre otros).

    Lamentablemente, cuando mencionás “Mi idea con este post no es que opinen que “las guerras son malas”. Eso creo que es algo que todos sabemos y consideramos innegable.”, tristemente se que no es así. Conozco personas (algunas cercanas) que defienden la idea de ir a las armas. Utilizan frases como “la mejor defensa a veces es un ataque”, y con eso creen justificar asesinatos. Todo esto me genera tristeza, pero me niego a perder las esperanzas.

    Por último, cuando mencionás la “limpieza étnica” recuerdo la Campaña del Desierto (o Conquista del Desierto), de la mano de Roca (prócer en nuestro billete de mayor denominación, irónico, y en el reverso una representación de dicho movimiento militar), exterminando a las comunidades originarias – comunidades que estaban en nuestro suelo antes de la llegada de Españoles, Portugueses, Italianos y demás inmigrantes. No me quiero ir por las ramas… pero acá es interesante leer quiénes participaron (por ejemplo, Manuel Namuncurá, padre de Ceferino).

    No me explayo… cualquier cosa escribime, hay mucho para charlar.

    Abrazo y gracias por compartir.

    • Ariel Cassan escribió:

      Gonzalo! Muchas gracias por tu comentario y bienvenido también a participar en la Odisea!!
      Justificar ir a las armas como defensa… que cierta es tu aclaración.
      Las guerras siempre fueron parte de la historia humana… Solo que antiguamente, el motivo era claro: territorios, poder, riqueza, expansión… Eso no ha cambiado, pero ahora se encubre bajo la excusa de “voy a defenderte de tu tirano”, sean árabes, americanos o como en este caso, serbios y croatas.
      Y la limpieza étnica de Roca fue una vergüenza y comparto que seguir teniéndolo en el billete de 100 pesos es una falta de respeto a todo nuestros pueblos originarios.

      Gracias por escribirme, y con tus buenos comentarios, estás invitado a dejar tus mensajes cuando quieras que son muy bienvenidos!
      Un gran abrazo!

  5. Mariano escribió:

    Mamadera… Nos pusimos reflexivos… Casualmente, hace algunos pocos dias vi una pelicula que, mas alla de estar a tono con el post, recomiendo bastante. Se llama “Religulous” (Un juego de palabra entre religion y ridiculo). Muchas partes de la pelicula se centran en tener una mentalidad un poco “atea”, y al principio me parecio poco atractiva. Pero cuando llegando al final, explica que la base de su “investigacion” es precisamente el hecho de que las guerras se manejan muchas veces por intereses religiosos de las personas de poder, es cuando realmente me cautivo, y me dejo reflexionando sobre este tema…

    Me quedo con la frase que compartiste: ¿Matarías a un ser humano si tu nación te lo ordena? ¿Quién te gobierna más? ¿Tu moral o tu gobierno?.

    Realmente, el cambio empieza por cada uno de nosotros, aunque hoy en dia, pareciera que estamos tan tapados de mierda (no a la censura jajaja), que parece imposible. Empecemos todos, desde las cosas mas banales. Pongamos la otra mejilla. Evitemos una puteada en la calle manejando. Paremos con la violencia en general…

    Gracias por el espacio de reflexion, entre tantos relatos fantasticos de lugares hermosos. Que a pesar de serlo, tienen sus cicatrices.

    • Ariel Cassan escribió:

      Que buen comentario Don Mario!!! Gracias!!
      Trataré de ver esa película, que guste más o menos, siempre es bueno ver documentales como esos o post como estos, para que te dejen una reflexión abierta y luego uno saca las conclusiones que le parecen.
      Como bien dijiste, a poner un poco más la otra mejilla y bajar el nivel de violencia… Con eso ya se gana muchísimo!
      Un gran abrazo!! Saludos por allá!

  6. pablodeg escribió:

    buen post gringoo!!! muy reflexivo, ya no quedan dudas que no hay caminos para la paz, las paz es el camino!! te mando un abrazo enorme amigachoo, y por favor escribime asi skypeamos hijo de mil q lo tenemos pendiente, me intrigas mucho como llegaste a roma jajajaja saludos!!!

    • Ariel Cassan escribió:

      Pandaaaa! Claro que tenemos ese Skype super pendiente! Pero ya ni me puedo conectar a mi vieja cuenta de hotmail, y vos no tenés facebook!!! Como hacemos??
      Ya lo contaré en el blog lo de Roma, que vengo atrasadísimo! Un gran abrazo! Gracias por comentar!!

  7. Irene escribió:

    “No creo que seamos parientes muy cercanos, pero si usted es capaz de temblar de indignación cada vez que se comete una injusticia en el mundo, somos compañeros, que es más importante.”
    Che Guevara…

    • Ariel Cassan escribió:

      Que linda frase, Ire!! Recuerdo ya haberla comentado con vos en algún momento…
      Supongo que el Che Guevara, nuestro icono revolucionario por el mundo, defendía las mismas bases ideológicas que traté de plantear en este post… Lo que estoy seguro que no compartimos, es la forma de resolverlas, ya que como dije, levantar las armas no creo que sea solución a ningún problema, sino solamente la creación de uno nuevo, aunque distinto.
      Hace rato no hablamos!! Chat o skype un día de estos? Que ambos tendremos muchas novedades!! Beso grande! Y saludos a Sergio también!!

  8. ALFREDO escribió:

    Un post muy fuerte , que te deja reflexionando desde lo mas profundo , con una gran cuota de bronca e indignacion .
    Muy bueno y te felicito , por todo tu relato , tu introduccion y comentarios.
    Se que es tu punto de vista y conviccion mas sinceros, y eso habla mucho y muy bien de vos .TODA MI ADMIRACION .
    La historia de la humanidad esta,lamentablemente plagada de ejemplos de guerras inutiles y desvastadoras ,impulsadas por gobernantes o monarcas delirados , con sueños de grandeza y deseos de trascender a los tiempos.
    Una supuesta religion como excusa y bandera ,y un pueblo que , no solo sostuvo y apoyo ese delirio , sino que peor , se creyo superior y dueño del derecho a la razon y el poder sobre los demas.
    Hitler y taaantos otros , se hubiesen quedado solos , con sus sueños de conquista y delirios de grandeza , sino hubiesen sido apoyados y alentados por sus pueblos, con creencias de raza superior, egoismo , ambicion con promesas de gloria y de gran nacion .
    Todos ejemplos con triste resultado y peor final.
    Mucho para reflexionar sobre cada uno y las religiones .
    UN GRAN ABRAZO MI QUERIDO HIJO .

    • Ariel Cassan escribió:

      Y llegaste al último post!! (aunque acabo de subir uno nuevo) Muy bien!!! Gracias!!!
      Nada más que decir de este post… Traté de transmitir como pude lo que se sentía al ver esas imagenes y hablar con esa gente! Me alegro que el mensaje haya llegado de una manera fuerte pero positiva.
      Un gran abrazo!!! Y gracias por el esfuerzo de ponerte al día!! Ya me iré poniendo al día yo también! jeje

  9. Graciela escribió:

    Ari: Siempre logras dejar una marca al leer tus post…En otras ocasiones, transmitiendo emociones,tentándonos a conocer tantos lugares sorprendentes, describiendo con palabras y fotografías increíbles paisajes de este mundo… Hoy especialmente nos haces reflexionar sobre un tema muy duro pero lamentablemente siempre actual …ciertamente acuerdo con vos que nada justifica una guerra,nada tiene sentido cuando por lograr algo sos capaz de matar a alguien que podria ser tu hermano…Tiene que haber otras maneras y de eso se tienen que ocupar los gobiernos.Si existe un Dios en este mundo, es para todos el mismo.Y el planeta es lo suficientemente grande para que todos tengamos un lugar(que deberíamos aprender a cuidar mejor!). Solo es cuestión de diálogo y voluntades. Ari: te dejo un beso enorme y toda mi admiración por tus reflexiones!!!

    • Ariel Cassan escribió:

      Muchas gracias má!!! Un mensaje muy cierto y criterioso el tuyo!
      Me alegro que el mensaje que quise dar haya llegado correctamente y lleve a reflexionar sobre temas como este!
      Ya me iré poniendo al día con más y más posts! Los extraño!!! Un beso enooorme!!

  10. Juan Pablo escribió:

    Rubio!!! que buen post! muy bien armado y relatado de verdad.

    De más está decir que comparto tus ideas. Me parece increíble que hoy en día, después de tantas guerras, muertes, torturas, sigan existiendo la discriminación, los aires de superioridad, el odio. Me gustaría ser un poco menos pesimista y creer que esto algún día va a cambiar pero en el fondo siento que la humanidad no tiene arreglo. Siendo Cristiano muchas veces siento pena y vergüenza de los pensamientos y acciones de gente que dice ser practicante, es como si cada uno tomase de la religión lo que le conviene y se acomode el mensaje a su gusto. Concuerdo también en que el mensaje muchas veces no está muy claro (así como esos versos que agregaste al principio podemos encontrar miles).

    Ojalá todos pudiésemos vivir de acuerdo a este verso que pusiste al principio:

    “Pero a ustedes que me escuchan les digo: Amen a sus enemigos, hagan bien a quienes los odian, bendigan a quienes los maldicen, oren por quienes los maltratan. Si alguien te pega en una mejilla, vuélvele también la otra. Si alguien te quita la camisa, no le impidas que se lleve también la capa.”

    Nada más rubio, un gusto que cada tanto, entre tanto paisaje y aventura, surja un post como este. Espero que algún día puedas transmitirme personalmente todo lo que sentiste en esos lugares y en las charlas con la gente de ahí.

    Abrazo grande!!

    • Ariel Cassan escribió:

      Muchas gracias Juan!!! De un tipo con una ética intachable como la tuya, la cuál comparto ampliamente, no podía esperar otra cosa más que este excelente comentario! Mil gracias, y me alegro que te haya gustado.
      Abrazo grande!

  11. Cintia Ruiz escribió:

    Me agrado mucho tu forma de pensar. Este post me ayudo muchísimo para mi exposición de historia. Muchas gracias(:

  12. Cintia Ruiz escribió:

    Pero aun me quedó una última pregunta. ¿Por qué los serbios querían matar unicamente a los bosnios musulmanes?

    • Ariel Cassan escribió:

      Cintia, no es que la Yugoslavia de Milosevic (cuyo Estado más fuerte era el serbio) quería matar a bosnios musulmanes. El principal objetivo era el expansionista, es decir, agrupar bajo un único Estado a todos aquellos territorios donde vivía el pueblo serbio (que por diferentes motivos se fue dispersando por toda la región).
      Esto incluía regiones de Croacia, Eslovenia, Bosnia y Kosovo. Este último en particular, habitado mayormente por musulmanes, era donde estaban la gran mayoría de los lugares sagrados serbios y por eso tiene un gran valor para dicho pueblo.
      Lo de “matar” fue una horrible consecuencia del intento de expansionismo y búsqueda de poder en manos de gente arrogante, vanidosa y con mente criminal. Han habido grandes masacres de musulmanes bosnios y kosovares, de croatas, de bosnios católicos e incluso de serbios (por parte del ejército croata y bosnio).
      En fin, una guerra donde todos han perdido, cómo en cualquier otra.
      Espero que eso conteste tu duda. Saludos!

  13. Andres escribió:

    Ante todo que pena revivir este post luego de dos años, comentaste que las cartas, diarios y dibujos de niños preferiste no incluirlos en el post; tu tienes fotos de ellas?

    • Ariel C. escribió:

      Hola Andres! Gracias por tu mensaje.
      Tengo algunas fotos de esos carteles y dibujos que se exponen en el Museo de Historia de Sarajevo, pero no creo que corresponda incluirlas en el post, y además calculo que no estaría bien legalmente. Pero podés buscarlo en Internet y seguro encontrarás muestras de lo que se expone en dicho museo. Un saludo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *