Polos opuestos en la tierra de los pollerudos

 


 

Con una prominente barba, digna de cualquier buen náufrago, llegaba a Escocia: país de las gaitas, las polleras y las barbas coloradas.
Quizás por designio de la naturaleza o para querer mezclarse entre los locales, la mía ya empezaba a mostrar un incipiente tono rojizo que a decir verdad, resultaba un tanto chistoso.
Por el lado de las gaitas, no pretendía aprender a tocarla en tan poco tiempo ni se me presentó la oportunidad, así que eso quedará para la próxima visita.
Pero ante el pedido de unos cuántos, no le hice asco a la pollera y acá esta la prueba fehaciente de que podría pasar tranquilamente por un típico escocés:

A todas las vuelvo locas con mi pollera escocesa...

A todas las vuelvo locas con mi pollera escocesa...


A todas las vuelvo locas con mi pollera escocesa...

A todas las vuelvo locas con mi pollera escocesa...

Las polleras escocesas, llamadas “kilts”, son una parte fundamental del traje tradicional escocés. El diseño cuadriculado denominado “tartán” es particular en cuanto a rayas y colores para cada familia del país.

No fue nada fácil conseguir un traje escocés, ya que en las ciudades sólo te lo quieren vender y bastante caro, pero no para sólo unas fotos.
Un mensaje en CouchSurfing, la comunidad de gente que ayuda desinteresadamente a otros durante sus viajes, a la que pertenezco y la que vengo utilizando seguido en esta Odisea, me puso en contacto con Archie MacFarlane. Archie me invitó una tarde a su casa, me prestó el traje de su familia (el diseño de mi pollera es el tradicional de la familia MacFarlane) y aprovechando que era fotógrafo, fue él quién me sacó un par de fotos.
¡Pero no se preocupen! Aún cuando yo tenía puesta la pollerita, ¡nada pasó entre nosotros! ¡Lo juro! jeje.

Con Archie, el pibe de la pollerita

Con Archie, el "pibe de la pollerita"

Una semana en el país sólo me alcanzó para visitar sus dos ciudades principales, Glasgow y Edimburgo, en las cuáles viví experiencias bien opuestas, y de ahí el nombre del post. Para una futura próxima visita quedará pendiente, además de la gaita, visitar las “highlands escocesas”, las montañosas tierras del norte del país, llenas de lagos y castillos. Definitivamente es un motivo más que suficiente para querer volver a recorrer la región.

Antes de empezar con las anécdotas y en honor a las gaitas que no pude tocar, propongo un nuevo post musical con un tema escocés que escuché hace un par de años y volví a escuchar durante mi estadía en el país. Highland Laddie, la “chica de las highlands”, un clásico del género y que pueden disfrutar mientras leen el resto del post:

Bagpipe Classics – Highland Laddie
 
 
Glasgow:

Ni bien llegué a la ciudad más grande y poblada del país, me dirigí hacía una dirección en la zona este de la ciudad. Ahí me esperaba Nareswara, “Nares” para los amigos, otro miembro de CouchSurfing.

Nares es un chico indonesio que está realizando un doctorado en finanzas en Glasgow y comparte su departamento con otros dos compatriotas: Dias, quién también estudia para el mismo doctorado en la Universidad de Strathclyde, y Maya, una chica de Sumatra que estudia diseño gráfico en otra universidad de la ciudad.

Con Dias (izquierda) y Nares (centro)

Con Dias (izquierda) y Nares (centro). Maya sacó la foto

Nares y Dias nacieron y se criaron en la Isla de Java. Sólo hizo falta que lo dijeran para no poder evitar relacionarlo con mi (ahora ex) época de trabajador en desarrollo de software. Es que el nombre de su isla es el mismo que el del lenguaje de programación con el que lidié los últimos años en mi trabajo. Lo bueno es que ahora, al verlo como algo pasado, ¡sólo me sacó una sonrisa recordarlo! ¡Casi casi que hasta me cae simpático!

Era la primera vez que entraba a una casa oriental, aún estando en el lado occidental del mundo. El primer impacto con su cultura se dió a sólo un metro de la puerta. ¡A sacarse los zapatos se ha dicho! Si si, los chicos mantenían la famosa costumbre oriental de sacarse los zapatos al entrar a una casa, para dejar la suciedad que se trae de la calle afuera. Yo sólo tenía un par de ojotas que también habían andado lo suyo, así que fueron muy amables en prestarme unas pantuflas limpias que tenían.

No sólo en eso los chicos resultaron unos anfitriones excelentes. El departamento estaba impecable y su gran hospitalidad se veía en cada momento. Siempre se preocupaban en saber si estaba todo bien, si necesitaba cualquier cosa, o si tenía hambre y quería comer algo.

En ese sentido, ¡Nares resultó ser un gran cocinero! Las alacenas de la cocina estaban repletas de condimentos para preparar las elaboradas comidas indonesias. Casi siempre a base de arroz o sopa, cada plato lleva por lo menos unos cinco condimentos, pudiendo llegar a tener más de diez. Sobre algunos de esos, jamás escuché el nombre hasta ese momento y no por una falencia en mi capacidad lingüística, sino que ni siquiera están en los supermercados occidentales y los hacen traer especialemente de oriente.

Nares cocinando

Nares cocinando

En los días que pasé en su departamento, jamás tuve que cocinar. Nares quiso agasajarme con una serie de exquisitos platos y quería que los pruebe todos. La cocina indonesia se caracteriza por ser tremendamente picante, así que aún pidiéndole que no le ponga mucho picante a mis platos, necesitaba como mínimo un litro de agua para bajar el ardor en la lengua. Les juro que a mi me gusta lo picante y lo como con gusto, pero la gastronomía de ellos hace quedar a los jalapeños o al wasabi como posibles candidatos a integrar la “cajita feliz para los chicos”.
¡Me parece que antes de ir para Asia en esta Odisea, va a ser necesario que aprenda la frase “no spicy” (“no picante”) en unos cuantos idiomas!

Aquí van algunos de los ricos platos que Nares cocino para nosotros en los días que estuve ahí:

Sopa de cordero y Tong Seng

Sopa de cordero y Tong Seng


Comida tradicional indonesia

Comida tradicional indonesia


Arroz con embal, sambal y terasi

Embal con sambal terasi

Las charlas con los chicos fueron de lo más diversas. Desde viajes y universidades a nuestras familias (les mostré las fotos de mi propia familia que llevo siempre impresas conmigo y obviamente, ¡se quedaron encantados con la de mi sobrinita!).
Nos dimos cuenta que a pesar de la distancia y de la aparente independencia histórica entre ambas naciones, hay mucho en común entre nuestras culturas. A diferencia de la típica frialdad anglosajona, las familias indonesias son muy apegadas y suelen juntarse tanto como las nuestras, tienen la costumbre de charlar siempre en la cena, las salidas con amigos son muy similares, su idioma se parece en ciertos aspectos al nuestro y hay otras tantas relaciones entre sus costumbres diarias que hacen dudar si no podríamos ser países hermanos.

De Glasgow, debo admitir que no es una ciudad que me haya encantado. Muy grande, muy comercial y más industrial todavía. Es la ciudad más universitaria de Escocia y probablemente, la que tiene mejor vida nocturna del país.
Sin embargo, el oeste de la ciudad sorprende por sus parques y por dos edificios de fantástica arquitectura: la Universidad de Glasgow y el Museo Kelvingrove, de los cuáles también dejo un par de fotos…

Edificio de la Universidad de Glasgow

Edificio de la Universidad de Glasgow


Hall de la Universidad de Glasgow

Hall de la Universidad de Glasgow


Pista de skate y bicis, con el Museo Kelvingrove de fondo

Pista de skate y bicis, con el Museo Kelvingrove de fondo


Museo Kelvingrove

Museo Kelvingrove


Museo Kelvingrove

Museo Kelvingrove

 
 
Edimburgo:

Estaba seguro de que la capital escocesa me iba a gustar y me iba a deleitar con su famosa arquitectura medieval, y así lo hizo. De lo que no estaba tan seguro, era de mi anfitrión en la ciudad, un muchacho escocés, al que llamaremos… mmm… “John”, ¿de acuerdo?

No fue fácil encontrar un anfitrión en Edimburgo con CouchSurfing por la negativa casual de algunos otros miembros, pero el supuesto “John” aceptó mi petición con un mensaje que decía algo así como “yo te hospedo en casa, no hay problema. Sólo quiero advertirte de dos cosas: soy un tanto desordenado y fumo marihuana. Si no te molesta, venite a casa que no hay drama.”

Después de dormir en los lugares que había dormido en este viaje y con mi usual conformismo, “desordenado” no era una palabra que me asustase. Y no era la primera vez que me rodeaba con gente que fumaba marihuana, así que tampoco era algo que me molestase en absoluto.
Pero el hecho de que me tuviese que advertir de esas dos características, me generaba una cierta sospecha de que había algo más. De todos modos, acepté la invitación…

Apenas se abrió la puerta del departamento del tal “John”, un profundo y nauseabundo aroma a tabaco mezclado con encierro inundó mi nariz, casi volteándome. No se si lo dije o lo pensé, pero la expresión bien argentina “uffff, mamadera, el tufo que hay acá” fue lo primero que se me pasó por la mente. Si lo llegué a decir, igual “John” no me escuchó ni mucho menos, me entendió.

Entré a la cocina. “John” estaba apoyado sobre una mesada repleta de latas de cerveza, cajas de cigarrillos y paquetes vacíos de golosinas y snacks. La pileta desbordaba de platos sucios y unas cuantas cosas estaban tiradas también por el piso.
“John” confesó la resaca que sentía por una fiesta el día anterior y por lo menos, se disculpó por no haber llegado a limpiar. Ok, estaba viendo a que nivel podía llegar la parte de “desordenado”. Al fin y al cabo, en esa cocina-comedor estaba el sofá donde yo dormiría las próximas noches.
Polo opuesto de los chicos indonesios en Glasgow, ¿eh?

El día siguiente llegó a hospedarse también otra pareja de CouchSurfing: un americano y una rusa, combinación curiosa históricamente si las hay. Ante la explicación de “John” de como tomar whisky y la contestación de la chica rusa de como tomar “vodka”, se planteó el desafío alcohólico para esa misma noche.

A esas dos bebidas, a la fiesta se le sumaron un buen pack de cervezas locales y unos shots de gelatina con alcohol.
¿Eso es todo? Claro que no. Nuestro amigo “John” sacó a la luz su segunda advertencia, la cuál no solo de manifestaría con marihuana, sino con todo un abánico de drogas…

Fasos (porros, canutos de mota o cómo quieran llamarlos), piedras de hachís (rallada y añadida en los cigarros de marihuana para potenciar el efecto, o cocinada y agregada como ingrediente a unos postrecitos de frutilla), frasquitos de popper y hasta “bombas” inhalables hechas con botellas vacías rellenas con vaya a saber que sustancia tóxica, eran los “condimentos” que John quiso sumar a la noche.
Noche que obviamente, decantó en una nueva resaca para él al día siguiente y que me hizo entender que es lo que había pasado la noche anterior a la que yo llegué.

Foto de la mesa después de la fiesta

Forman de izquierda a derecha y de arriba a abajo: tabaco, celular, frasquito de popper, shot de gelatina con alcohol, hachís rallado, botella de vodka ruso, encendedor, piedra de hachís, cervezas, papelillo para faso. Más atrás, restos del postrecito de frutilla con hachís, merengues, pickles y demás.


Uno de los tantos que se armó "John"

Uno de los tantos que se armó "John"

A la pareja internacional y al querido “John” se le sumó un amigo de éste, un personaje al que podemos llamar…mmm… “Peter” (estoy re original, ¿eh?).
“Peter” llegó a la casa ya drogado de por sí y nos sorprendió con un inglés indescifrable. Totalmente inentendible por una mala combinación de su lugar de origen y las sustancias que había consumido, hizo que incluso el americano se limitase a asentir cuando “Peter” hablaba, sin entender lo que estaba diciendo.
Sólo “John” parecía entenderle, quizás por una capacidad telepática todavía no descubierta y solo posible en el estado que ambos tenían.
Creo que la frase que más escuche en la noche fue “Uhh, I’m fucking stoned, man!” (“Uy, me siento realmente drogado”)…

Creo que con todo eso ya terminé de explicar porque ambos anfitriones fueron polos opuestos, ¿no? De todos modos, en sus momentos de lucidez (cuando no se armaba uno tras otro durante un par de horas, y se los iba a fumar a su habitación), “John” resultó un tipo amable y hasta les diría, muy interesante para charlar.

Lamentablemente, una historia de vida difícil protagonizada por una familia realmente exigente que no lo aceptó aún con una universidad terminada y tres doctorados. Una cierta incapacidad física, una relativa dislexia y un conjunto de malas decisiones y adicciones, lo llevaron al estado en el que se encuentra hoy en día…
Pero aún así, decide ayudar en CouchSurfing a los que pasan por su ciudad y hasta en un orfanato de chicos huérfanos. Ya les cayó mejor, ¿verdad? Sinceramente, ¡a mi también! Claro que no recomendé en la comunidad que se hospeden con él, pero no lo pude calificar negativo y le dejé una simpática referencia.

Al fin y al cabo, la gente que se conoce en un viaje y en la comunidad de CouchSurfing, no es más ni menos que una muestra de la gente que existe en la sociedad en general, con sus virtudes y defectos… Gente a la que considero el motivo principal de esta Odisea, aún mucho más que los lugares que el turismo organizado te puede mostrar.

Como bien dicen mis queridos amigos viajeros de Magia en el Camino, “Un viaje no son las fotos que se hacen, los regalos que se compran ni los paisajes que se visitan. Un viaje es, más que nada, la gente que se conoce en el camino”.

Los otros dos personajes de los que les hablé y de los que sí puedo decir sus verdaderos nombres, la rusa Lena y el americano Aaron, resultaron gente muy agradable y fue un gusto poder cruzarme con ellos. También están haciendo una vuelta al mundo juntos y hasta tienen un blog que les recomiendo visitar: Backpacking of Memories.

Lena y Aaron, los backpackers of memories

Lena y Aaron, los backpackers of memories

“¿Y de la ciudad de Edimburgo no contás nada, che?”
Bueno, bueno… La capital escocesa es una delicia para recorrer. Con una finísima arquitectura medieval en su parte antigua, debe ser de las ciudades británicas más lindas, junto con York, de la que sólo pude ver imagenes pero no llegué a visitar.
Dominada por un antiguo e imponente castillo, su calle principal denominada “Royal Mile” (“La milla real”) es una travesía digna de ser recorrida una y otra vez. Rodeada por viejos edificios y catedrales, suele ser un imán para los turistas en busca de recuerdos escoceses y gaiteros como estos:

Gaitero escocés

Gaitero escocés


Gaiteros escoceses

Gaiteros escoceses

Dejo un par de imágenes más de Edimburgo, una ciudad que recomiendo totalmente visitar y de la que me llevó fotos de las mejores: las mentales. Las que no te olvidas nunca…


 
 

¿Por donde seguirá la Odisea después de dejar las Islas Británicas? No se los voy a decir ahora, así que ¡a esperar la próxima entrada del blog!

 

Para cerrar el post, ¡va otra foto con la pollera, desde Escocia con amor!

Desde Escocia con amor...

Desde Escocia con amor...

¡Saludos a todos!

 

34 comentarios para Polos opuestos en la tierra de los pollerudos

  1. Mariano escribió:

    Chabon, cuando vi la pollerita levantada antes de ver la foto entera, espere lo peor! Jajajajaja. Impecable post! Trato de imaginarme la cara de John y se me viene una mezcla del violero de los rolling, con Mickey Rourke en su peor momento, y una especie de Anthony Kiedis, pero mas flaco! Jajajaja.

    Segui disfrutandooo! Y segui contando que quiero seguir viajando! Abrazo!

    • Ariel Cassan escribió:

      Jajaja que combinación de personajes!!! A mi me recordaba a Philip Seymour Hoffman (de nombre seguro no lo tenés, pero de cara sí, googlealo) pero destruidísimo. Quizás mezclado con Val Kilmer en su peor momento! jeje

      Abrazo grande papá!!! Mil gracias!

  2. Graciela escribió:

    Hola Ari!Hoy, día feriado, me senté a “degustar y disfrutar” el nuevo post que subiste de Escocia. Que buenas vivencias1 En primer lugar, la pollera kilts te queda buenísima!Ya estoy comprándote una para regalarte en tu próximo cumpleaños! Además me encantó la buena onda de los indonesios! Lástima que te arruinaron el estómago con la excusa de que pruebes las delicias de su tradicional cocina…Pobre mi hijo… con lo que yo lo cuidé con las comidas sanas… La estadía en la casa del supuesto “John”,una odisea en sí misma! Está bien que los varones son un poco desordenados y no tan limpitos como somos las mujeres! pero John se pasó…Pobre! Tal vez necesite una chica que lo quiera y lo saque de esa vida con tantas tristezas y dependencias!
    Edimurgo me pareció hermosa! Las construcciones medievales te transportan en el tiempo… y la foto 1 que subiste…impresionante!!!Pero lo mejor de todo el post fue sin lugar a duda… tu saludo final con la pollerita escocesa!!! Te mando un beso enooorme y segui descubriendo y transitando vivencias y… compartiéndolas con nosotros!!! Te re-quiero!!!

    • Ariel Cassan escribió:

      Jeje gracias má!!! Creo que ya te dije todo por Skype, pero gracias nuevamente por siempre estar presente y dejar un comentario!!
      Beso graaaande!! Se los extraña!!

  3. Walter Cassan escribió:

    Lo de la pollerita o faldita (spain) está muy bien…. pero…. supongo que ya has empezado a pensar en depilarte las piernas, ¿no? Yo diría que te va haciendo falta… Ya te he reservado un poco de la cera de depilar de Pamela.
    Abrazos

    • Ariel Cassan escribió:

      Jaja noooo!!! De sólo pensar en la cera y el tirón, ya creo que me duele!!
      Mejor me quedo con los pantalones y así evitamos cualquier problema!!

      Saludos por allá, suerte en el viajecito que se van a hacer y nos vemos en un par de semanas!!!

  4. Alfredo escribió:

    Hola hola Ariel. aca copita de licor en mano disfrutando de tu relato escoces .
    Y pensar que te eduque hombrecito ,pateando penales en el fondo de casa ,verte ahora con pollera, y contento ! quien diria .
    Excelentes las imagenes de Escocia, las construcciones de la Universidad de Glasgow y del museo de Kelvingrove,guau
    El interior del museo me hizo acordar a la pelicula ,UNA NOCHE EN EL MUSEO .
    Las vistas de la cuidad de Edimburgo,muy buenas.
    Y la reflexion sobre la gente que te cruzas en el camino , es lo mejor , te enriquese mucho
    Como te dije en la carta , gente diferente , particulares, que vas descubriendo y que te enseña muchas cosas, como los indonesios,cosas buenas ,la limpieza, a cocinar , a usar condimentos ,o el amigo John , cosas ….como…bueno , como no hay que ser , y que “condimentos ” NO USAR .
    Suerte en tu proximo destino en esta , tu ODISEA POR EL MUNDO , nosotros seguiremos disfrutando de tus relatos y tus fotos.
    UN ABRAZO MUY GRANDE

    • Ariel Cassan escribió:

      Jeje muchas gracias pá!!! Como también le dije a mamá, creo que ya hablamos todo esto por Skype, pero gracias por siempre estar presente y dejar su comentario en el blog!! Siempre es lindo leerlos! jeje

      Beso grande!!! Se los extraña!!!

  5. gaby escribió:

    muy bueno ariel…te animaste con la pollerita y sin depilacion…pero en la calle nadie sela pone no?se mueren de ofri…y edimburgo..espectacular…corina viajo y es de lo que mas le gusto…y el fumata..jaja..es normal …pobre..pero en el viaje te los vas a cruzar..sobre todoen los hostels…che..fuiste al Trinity College de Dublín..el de la biblioteca espectacularrrrr?..viste el libro de kells?…espero que era gratarola…ya estas en holanda…?…ojo con los cafesitos..creo que era a partir de julio que prohibian venta a extranjeros..abrazo y buen viajeeee

    • Ariel Cassan escribió:

      Tío!!! Como va??
      Mirá, en la calle nadie usa las polleras cotidianamente, pero si tienen una fiesta, un casamiento o para ir a la iglesia los domingos, se ponen camisa, saco y pollera!!
      En Dublin fui al Trinity College pero no entré a la biblioteca, había que ponerse con unos buenos mangos…

      Abrazo grande!!! Gracias por comentar!!

  6. Nago escribió:

    jajajajaja… muy bien!! asi me gusta, que nos hagas caso y te pongas falda! 😛 y la ultima foto es un buen cierre de post…. jajajaja…
    a ver que post sorpresa nos espera el proximo.. besoosss

    • Ariel Cassan escribió:

      Jeje gracias querida!!! Al final cumplí y me puse la pollera como pidieron!! No podía pasar por Escocia y no sacarme unas fotos así!!
      Beso grande!!! Nos vemos en un par de semanas!

  7. Kari escribió:

    Hermanito!!!! me actualice con estos dos ultimos post que no habia llegado a leer!!!! Que divertido lo que contas!!!! esta buenisimo poder compartir todas estas aventuras con vos, sos un genio!!!! y la foto de la pollera un recuerdo para la posteridad, eh!
    Ademas muy lindo que muestres con orgullo la foto de tu sobri que ya casi esta preperada para decirte tio en nuestro porximo encuentro cibertenito! Besos enormes de Bri, Axel y mios!!!!!!!!!!!!!!

    • Ariel Cassan escribió:

      Hermanita!!! Hace rato que no hablo con vos!!! Cuando hacemos un Skype??
      Y si, la foto de mi sobri la muestro con todo el orgullo!!! Como las extraño!!! Volvería solo para verlos y me vuelvo, jeje…

      Beso grande por allá!!!

  8. JANIRE escribió:

    TODO UN CHICO DE MODA CON LA FALDA… EMPEZAREMOS A HACER APUESTAS PARA ADIVINAR TU PROXIMO DESTINO!

    • Ariel Cassan escribió:

      Viste?? A mi no me gusta hablar, pero sé que me quedaba bien!! jeje
      Quizás considero la opción de seguir usandola… no sé! 😛

      Beso grande querida!! Te veo en unas semanas!!!

  9. alberto escribió:

    Ariel…espectaculares fotos y relatos…Me hiciste acordar de los 3 chiflados, cuando estaban en pollera por los castillos, y les convidaban wiskhy…en el corcho!
    La verdad, la ultima foto pense que iba a ser como la de Mel Gibson..cobarde!
    Que te sigas divirtiendo, y los tios seguimos esperando….
    Un gran abrazo!

    • Ariel Cassan escribió:

      Tío!!! Como va todo por allá?
      Sabes que no recuerdo mucho los capitulos de los 3 chiflados!!! Y eso que los veía de chico… pero la foto en culo me pareció un poco demasiado… muy chocante!! jeje

      Gracias por comentar!!! Abrazo grande!

  10. Mariano escribió:

    Gringo!
    Buena onda escocia, probaste el haggies?
    Uhh el mapa muestra que andas por Holanda, muero por ver imágenes de ese país! Pasa fotos de Brujas! De paso saludamelo al maestro Johan (Cruyff) :P. Ah y una cosa más, si en escocia te causo gracia que tu anfitrion venga de “java”, no te tientes con el “AJAX” ajajaja
    suerte! Abrazo de gol.
    Saludos

    • Ariel Cassan escribió:

      Hey!!! Como va?

      Si si… el haggis está bastante bueno… picantón también (aunque capaz era porque los indonesios le ponían picante a todo, no sé)
      Y como te dije, no había hecho la analogía del Ajax y la tecnología… Pero es más que válida!!! jeje

      Abrazo de gol del City en tiempo extra!!!
      Saludos!

  11. Irene escribió:

    Jajaja… genial el post, la experiencia y la pollera (amarilla)… perdón pero cada vez que lo leo, se me viene a la mente la canción.
    Lindo lo que ponen tus papis… y tu padre tiene razón… enseñándote a jugar al fútbol para que termines con pollera, qué dirían los de la UTN? 😛
    Ánimos amigo, en tu próximo destino y ya sabes… mientras vayas a un lugar donde sigas viendo la Luna…. 😉
    Besotes!

    • Ariel Cassan escribió:

      Ire!!!
      Creo que ya te contesté sobre esto por Facebook, pero vale la pena volver a agradecerte!!!
      La luna no la ando viendo demasiado… suele estar nublado de noche… pero la conexión de la que hablamos la tengo bien presente!! 🙂
      Beso grande!!! Y mil gracias!!

  12. Aldana y Dino escribió:

    Me mató el relato acerca de John, como me reía imaginando como observador, semejante escena que iba increscendo (creo que lo escribí bien, jeje) segundo a segundo en mi cabeza porque así me lo transmitiste, una verdadera joya al mejor estilo Fontanarrosa.
    No hay mejor que Couchsurfing, luego de la anestesia e internet, el mejor invento de la humanidad. Como nos alegra que tu viaje esté garpando como se deja leer en tus relatos. Otra cosa que me encanta es que pongas música para escuchar de fondo mientras se lee el post, creo que te lo vamos a robar, eso sí, citando de donde lo sacamos, jajaja.
    Te mandamos un gran abrazo, seguí viviendo.
    Dino y Aldana
    http://www.magiaenelcamino.com.ar

    • Ariel Cassan escribió:

      Magos!!!
      Gracias por el comentario!!! La verdad es que buenas o malas (porque también hay malas, hay que admitirlo), las experiencias con CS son siempre una anécdota divertida!!
      No hace falta que me citen para eso!! Yo los cité porque me encanta esa frase, pero pongan toda la música que quieran… Esa idea es copyleft, jeje… Eso si, no me hago cargo de los problemas que tengan con los autores reales eh!!! No me metan en eso! jejeje

      Abrazo grande!!! Gracias por comentar!

  13. Augusto escribió:

    Muy bueno el relato Gringo! Me alegro que lo estés pasando bárbaro! Sabés que casualmente te iba a comentar acerca de “Magia en el camino” que los escuché en una entrevista en radio. Obviamente me acordé de vos!
    De los restos de William Wallace ni idea no? jaja!
    Te mando un fuerte abrazo desde las tierras de Coghlan y espero que sigas disfrutando de tu Odisea!

    • Ariel Cassan escribió:

      Fenómeno!! Cómo va todo por Coghlan???
      Por acá, disfrutando mucho por suerte. El pobre Wallace no tanto, que creo que le desparramaron los restos por varios lugares de Inglaterra para mostrarle a la gente “lo que no se debe hacer”.
      ¿Escuchaste a los magos? ¡Excelente! ¡Son gran fuente de inspiración en el mundo viajero!
      ¡Abrazo grande y que siga todo muy bien por allá también!

  14. Diego Buzza escribió:

    cassan, no te olvides de los oficinistas del microcentro y ponete las pilas con la frecuencia de los blogs!!
    ¿qué leemos si no?

    salute!!

    • Ariel Cassan escribió:

      Jaja, estoy trabajando justamente en eso, no se me queje!
      La verdad es que estuve recorriendo bastante estos días, así que anduve flojo con los posts. ¡Pero junté mucho para contar, así que se vienen buenas entradas en el blog!

      ¡Abrazo grande y saludos por allá!

  15. OMAR escribió:

    QUE DECEPCION, SIEMPRE PENSE QUE NO TENIAN NADA DEBAJO DE LA POLLERA!!!! JAJAJAJAJ ABRAZOS AMIGO.

    • Ariel Cassan escribió:

      jaja No te decepciones que me parece que en realidad ellos no llevan nada abajo. Pero era como un poco demasiado sacarme una foto así… Pobre el pibe que la sacaba!!
      Jaja Abrazo grande Omar!!

  16. Nelly escribió:

    Hola Ariel en poco tiempo te convertiste en otra persona con barba usas pollera. jjajja. Hermosas tus vivencias no me cansaré de felicitarte por esta experiencia inolvidable que te jugaste hacer . Te mando un beso enorme y te sigo.

    • Ariel Cassan escribió:

      jaja Muchas gracias Nelly!!! Me alegro mucho que les guste! Por acá, anda todo bárbaro!
      Abrazo grande y saludos a la familia!!!

  17. Cynthia escribió:

    jaja, muy buena la historia. Yendo hacia Escocia me encontré con tu blog, tenés muy buena narrativa.
    Seguí disfrutando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *